lunes, 20 de febrero de 2012

Selección del Material Didáctico.


Para que un material didáctico resulte eficaz en el logro de unos aprendizajes, no basta con que se trate de un "buen material", ni tampoco es necesario que sea un material de última tecnología. Al momento de seleccionar recursos educativos para utilizar en la labor docente, además de su calidad objetiva se ha  de considerar en qué medida sus características específicas (contenidos, actividades, tutorización) están en consonancia con determinados aspectos curriculares del contexto educativo:

·         Los objetivos educativos que se pretenden lograr. Se debe de considerar en qué medida el material puede ayudar a ello.

·         Los contenidos que se van a tratar utilizando el material, que deben estar en sintonía con los contenidos de la asignatura que se esté trabajando con los alumnos.

·         Las características de los estudiantes que los utilizarán: capacidades, estilos cognitivos, intereses, conocimientos previos, experiencia y habilidades requeridas para el uso de los materiales.

·         Las características del contexto (físico, curricular) en el que se va a emplear el material didáctico seleccionado. Tal vez un contexto muy desfavorable puede aconsejar no utilizar un material, por bueno que éste sea; por ejemplo si se trata de un programa multimedia y hay pocos ordenadores o el mantenimiento del aula informática es deficiente.

·         Las estrategias didácticas que se puedan diseñar considerando la utilización del material. Estas estrategias contemplan: la secuenciación de los contenidos, el conjunto de actividades que se pueden proponer a los estudiantes, la metodología asociada a cada una, los recursos educativos que se pueden emplear, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada